Archivo de la etiqueta: primeros dientes del bebes

¿Cómo tratar las encías inflamadas en los bebés?

Durante las erupciones dentales, el bebé puede presentar molestias, salivar mucho y llevarse frecuentemente la mano a la boca. Un síntoma claro de que le han empezado a salir los dientes, son las encias inflamadas en bebés.

A partir de los cuatro meses, los bebés comienzan a mostrar los primeros signos de dientes. A veces, el único indicio que anuncia el primer diente es el hecho de que el pequeño está irascible y muestra signos visibles de malestar, otras veces puede tener fiebre baja, puede salivar mucho, sus heces se convierten en diarrea y sus encías están visiblemente inflamadas.

Cuando el dolor es grande, el pequeño no puede descansar adecuadamente y tiene una temperatura ligeramente elevada, con el consentimiento del médico, se puede utilizar una dosis de analgésico para niños, según la edad y el peso.

Te invitamos a leer sobre: Los primeros dientes del bebé; TODO lo que debes saber.

infocrianza.com

En la mayoría de los casos, sin embargo, se pueden usar soluciones más suaves para ayudar al bebé a superar la erupción más fácilmente. Si bien, lo que funciona para un niño puede no tener efecto en otro, por lo que la solución es intentar alternar los siguientes métodos calmantes:

Alimentos para masajear las encías inflamadas en bebés.

Cuando el pequeño empieza a morder todo lo que tiene en la mano, es una clara señal de que necesita masajearse las encías por el dolor que siente en esa zona. Por lo tanto, proporciónale objetos y alimentos que puedan llevarse a la boca para masajearlos.

Dependiendo de la etapa de diversificación que haya alcanzado, puedes ofrecerle palitos de alimentos duros (zanahorias, manzana, pera, etc.). Sin embargo, no lo dejes desatendido a la hora de comer, sobre todo si estás en el inicio de la diversificación y aún no mastica correctamente.

También te puede interesar: ¿Cómo quitarle el chupete al bebé sin dramas?

Anillos gingivales sin productos químicos.

Especialmente diseñados para esta etapa de la vida del bebé, los anillos tienen una textura especial que masajea las encías inflamadas para reducir el dolor. Algunos de los anillos gingivales incluso están provistos de un gel y se pueden enfriar en el refrigerador antes de dárselos al niño.

En el caso de los anillos líquidos, asegúrate de reponerlos rápidamente cuando empiecen a deteriorarse, para que el pequeño no los muerda hasta que llegue al líquido.

Un dedo y mucho amor

A veces, ninguna solución es mejor que el dedo de un padre. Para ello, lávate bien las manos y, con el dedo índice, masajea suavemente sus encías para aliviar el dolor. Si ya le salen algunos dientes, puede morderte, así que evita el área peligrosa.