Niños

¿Qué causa las molestas urticarias en los niños (y cómo tratarlas)?

El picor y las manchas rosadas en el cuerpo del niño pueden alarmar a los padres: cuáles son los síntomas que pueden sugerir la urticaria y cómo intervenir para tratarla.

La urticaria en los niños es la manifestación de la activación del sistema inmunológico, que señala algo malo en el cuerpo del niño. No se considera una patología en sí misma, pero es importante saber cómo reconocerla y tratar sus síntomas, que pueden ser muy molestos.

Se llama urticaria porque se manifiesta de manera similar a la reacción cutánea causada por la ortiga, pero tiene causas diferentes. Veamos con más detalle qué es, cómo reconocerla y cómo tratarla.

Urticaria en niños: síntomas

La urticaria en los niños es bastante reconocible y se manifiesta con síntomas específicos. De hecho, es una de las pocas situaciones en las que el pediatra puede diagnosticarlo incluso por teléfono, si el padre o la madre explica los signos correctamente.

Se presenta con tres manifestaciones coincidentes. Los más evidentes son los ponfi, o pomphi, es decir, puntos elevados de diferente tamaño y forma. Suelen variar entre 2 mm y un centímetro, y en la mayoría de los casos son de color rosa pálido con un contorno rojo. El segundo síntoma, el más molesto, es el picor que suele acompañar a estos granos. El rasgo característico de la urticaria es que las pápulas tienen una duración limitada y desaparecen en 24 ó 48 horas, para reaparecer después en otros sitios.

A veces los síntomas se acompañan de una hinchazón, llamada angioedema, en ciertas zonas del cuerpo, como en el pabellón auricular, en los párpados, en la boca o en las manos y los pies, que no causa picor. En este caso se denomina más propiamente urticaria-angioedema (O-AE) y se produce con mayor frecuencia en los adultos que en los niños.

Causas de la urticaria en los niños

Cuando un niño muestra el típico picor y manchado de urticaria, una de las posibles causas es una reacción alérgica a los alimentos o a los medicamentos, así como a las vacunas. En estos casos, la reacción cutánea aparece inmediatamente después de la ingestión de la sustancia que causa la alergia, en un plazo de 15 a 20 minutos.

La urticaria es la respuesta inmunológica, que sirve como señal a los padres y al médico para la liberación de sustancias químicas alergénicas, como la histamina.

A pesar de la creencia de que la urticaria en los niños está estrechamente vinculada a una alergia, en realidad, en la mayoría de los casos, la causa es una infección por virus o, con menor frecuencia, por bacterias. En estas situaciones, la reacción se produce incluso semanas después de la contracción de la infección.

A veces, cuando se sospecha que se tiene una alergia, las pruebas de alergia son negativas, y la causa podría ser los autoanticuerpos producidos por el propio cuerpo en presencia de enfermedades autoinmunes, como la enfermedad celíaca y la tiroiditis. También puede haber una combinación de factores, en la que el virus actúa junto con ciertos fármacos o alimentos, creando la reacción de la urticaria.

¿Cuánto tiempo dura la urticaria en los niños?

La urticaria en los niños puede ser aguda, si dura unos pocos días, o al menos menos menos de 6 semanas. En estos casos, la reacción de la piel desaparece en 24-48 horas y puede reaparecer durante un período de tiempo limitado. Por otro lado, cuando la condición persiste más allá de 6 semanas, se llama urticaria crónica y puede ser causada por infecciones intestinales o respiratorias. Por lo tanto, es aconsejable consultar a su médico para un diagnóstico correcto que atribuya la causa correcta de la urticaria.

La urticaria en los niños: tratamiento y dieta

La urticaria en los niños no es una enfermedad grave, pero es importante averiguar la causa y tratarla correctamente. El diagnóstico consiste en una cuidadosa anamnesis seguida de un examen de las lesiones de la piel y más pruebas si es necesario. En caso de urticaria alérgica, el tratamiento más común es el uso de antihistamínicos, que resuelven los síntomas relacionados con la reacción alérgica y evitan las complicaciones y el shock anafiláctico. En caso de urticaria crónica o en casos particulares, también se pueden utilizar medicamentos de cortisona, pero sólo por períodos cortos.

Desde el punto de vista de la dieta, en caso de urticaria alérgica, se debe evitar en primer lugar la sustancia causante de la alergia. Si no se conoce el alimento exacto, el médico aconseja excluir de las comidas las sustancias ricas en histamina e histaminoliberadores, que conducen al mantenimiento de la enfermedad. Se consideran alimentos de mayor riesgo alergénico y, por lo tanto, deben evitarse la leche y sus derivados, la carne, los huevos, los frutos secos, los frijoles y el pescado.

Además, la urticaria en los niños suele atribuirse a los colorantes, aromatizantes, conservantes, antioxidantes y emulsionantes, que están presentes en muchos alimentos. Para prevenir la urticaria, o después de una reacción alérgica en los niños, se recomienda por lo tanto comer principalmente lechuga, verduras al vapor, sopa de miso y arroz.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba