Estilo de vidaNeonatoNiños

La importancia del sueño infantil

Las horas de sueño son imprescindibles para el correcto desarrollo de los niños. Para lograr este cometido, lo ideal es contar con colchones que garanticen la calidad de su descanso. Además, no hay que olvidar que en los niños la transición de la cuna al colchón es muy relevante. Implica una etapa de crecimiento, así como la asimilación de nuevos hábitos por parte de los pequeños.

La empresa Kadolis fabrica colchones que cumplen con dos condiciones: son fabricados con materiales ecológicos y son perfectos para la edad infantil. Al confeccionarse con materiales naturales, garantizan comodidad y evitan cualquier tipo de alergias. Además, la manera en que se confeccionan estos lechos permite a los pequeños dormir en las más diversas posturas, permitiendo de este modo un descanso acorde a su talla y anatomía. 

Las mejores posturas para el sueño de los niños

Los seres humanos tienen variadas posturas al dormir. Muchas veces, el modo de dormir depende de la costumbre. De hecho, este hábito se gesta desde la infancia. Por lo tanto, es necesario que los pequeños desarrollen una posición adecuada de sus horas nocturnas. De esta forma lograrán un mejor desarrollo. 

La importancia de una correcta postura al dormir radica en varios aspectos. Primero, garantiza que los músculos no se tensen. Tampoco, que la posición forzada obligue a respirar de modo incorrecto. Las secuelas de dormir mal son muchas, entre las que podemos mencionar: despertar más cansado, causar posturas corporales inadecuadas, malos hábitos de sueños ulteriores, etc..

Boca arriba

Tal vez sea una de las más adecuadas. Permite enderezar la columna, a la vez que evita que el niño se acostumbre a una posición corporal “agachada o jorobada”. Se requiere de un colchón firme, que garantice que la columna vertebral se mantenga lo más horizontal posible.

De lado

Esta postura suele ser la predilecta de muchos. Se adapta mejor a muchas características anatómicas. La espalda tiene una condición lateral importante. En este caso, el colchón debe ser más blando, aunque con capacidad de adaptarse a la anatomía del durmiente. De esa manera, se logra que el colchón cumpla con las formas del cuello, torso, cadera, hombros y piernas.

Lo más frecuente es observar cómo duermen los niños. De esa manera, se elige el colchón adecuado a sus hábitos de sueño. No obstante, también influyen otros factores. Tal es el caso de la edad, la actividad física del pequeño y el ambiente de su habitación.

En “posición fetal”

Es similar a la anterior, aunque más “acurrucado”. Es muy usual en niños pequeños, permitiendo resguardarse del frío. Lo mejor es un colchón mullido, a la vez que sus materiales mantengan una cómoda temperatura. 

Elegir el colchón adecuado para el descanso de los niños

Estos colchones deben ser antialérgicos. Además, deben tener diversas presentaciones: suaves, firmeza media y firmeza alta. Todo esto se logra únicamente con un proveedor que garantice la calidad de estos lechos.

En Kadolis se consiguen los mejores colchones ecológicos para niños. Están realizados con varias auditorías, lo cual garantiza que sus materiales sean tan ecológicos como saludables. Se añade que están pensados para una total ergonomía infantil. A su vez, tienen un excelente precio, un coste que no causa un incómodo desembolso en la economía del hogar. Igualmente, la página web de Kadolis posee un amplio e interesante catálogo.

Previamente, hemos hablado de la importancia del sueño en los niños. Por lo tanto, comprar un colchón acorde a sus necesidades es una excelente inversión. Dormir de manera correcta permite a los niños desarrollarse, crecer y convertirse en adultos sanos y fuertes. Esta es una responsabilidad de los padres que no se puede eludir bajo ninguna circunstancia. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba